Me declaro un desilusionado en rebeldia

Así es, tal como lo dice el título de este post, me declaro un desilusionado en rebeldia, desilusionado por diversos motivos entre los que puedo enumerar varios.

1.- Desde niño mi mamá y mi papá me enseñaron que el trabajo es el único medio para lograr ser alguien en la vida,para obtener no sólo cosas materiales, si no también para obtener satisfacción personal al hacer lo que te gusta, y con esto ganarse el respeto de la gente, pero al parecer en este país ese respeto sólo se lo ganan los mediocres aquellos que tiene la cara de raja de decir con una facilidad del porte del Titanic “no pude, lo lamento”. Al parecer en este país no vale ser un profesional y poner pasión, corazón y energía en lo que haces, por que todo es un comercio, en que si las cosas no funcionan a la primera nadie tiene la paciencia para esperar a que  comiencen a ajustarse. Me desilusiono cuando la gente dice te has esforzado pero mi tiempo y dinero vale mas que el tuyo y es tanto que el tuyo me importa nada, pero es que acaso es eso justo?, es que acaso antes de meterse en una “empresa” no mide sus riesgos y yo tengo que asumir que usted no los haya calculado?.

2.- Me declaro desilusionado cuando la gente que se paso años en la universidad no entendió el concepto de profesional, aquello que indica saber que es lo que hace desde el principio hasta el fin, evaluando cada paso que da para lograr el cometido  que se le ha encargado, y es que acaso es mucho pedir que alguien haga de manera correcta lo que se le ha pedido?

3.- Me declaro desilusionado de una sociedad, de la cual lamentablemente soy participe, en la que la gran mayoría se compromete de la boca para afuera, pero que no pone pasión ni corazón en lo que hace. Soy un admirador de la economía que nos ha llevado a ser la sociedad que somos, en donde el que se esfuerza tiene lo que se merece, pero tal como lo estoy viviendo al parecer ahora último hay que esforzarse en ser el más mediocre de todos, el más conformista de todo, pues son ellos los que mas oportunidades tienen  hoy en día, porque a aquél quiere emprender, destacarse y ser mejor, sólo le cierran puertas, ventanas y lo único que le queda es dar palos de ciego para encontrar el camino, un camino que no se sabes hacia donde te lleva, pero que de igual forma continuas, sólo por la esperanza de que algún día llegarás al otro lado del túnel.

Me declaro en rebeldía pues no puedo aceptar que quien se dice tu amigo, se comprometa por 5 minutos y despues te deje tirado, sin importarle un carajo que pasó con el proyecto que habían adquirido. Me declaro en rebeldía porque no puede ser que de nuestros corazones desaparezca el compromiso, desaparezca la pasión por lo que estas haciendo, se borre de nuestra memoria el sabor por hacer lo que te gusta y aquello a que nadie te obligó, aquello que tu mismo sin que nadie te pusiera una pistola en la cabeza, dijiste que sí. Está bien, comprendo el dicho ” por plata baila el monito”, se que nadie hace nada gratis, pero si no tienes deseos, no digas que sí, pues detrás de ese sí hay alguien que espera que ese compromiso sea sincero y no sólo por el sucio dinero.

Me declaro en rebeldía  y no me quedaré tranquilo hasta que la gente, al menos la que me rodea, entienda que cuando le pones amor y pasión a lo que haces además del conocimiento, debe bastar para llegar al exito.